historia

Publicado el jueves, 05 de febrero de 2015 en El Jugador - 28063 visitas

Nació en una familia humilde y desde niño quiso llegar a lo más alto trabajando. Una operación de corazón pudo cortar su proyección. Hoy cumple 30 años

Hoy cumple 30 años uno de los mejores futbolistas de la historia. Un hombre hecho a sí mismo. Un futbolista nacido de la pobreza, en una isla perdida para medio mundo, Madeira. Desde allí quiso triunfar en la vida. En el «futebol». Sacar a su madre de la pobreza. Tuvo que trasladarse a Lisboa para darse a conocer. Si no hubiera salido de Funchal, no habría llegado a nada, porque nadie le habría visto jugar a los catorce años con esa garra, esa valentía, esa ambición.

 CR7 una historia de vida cargada de garra, valentía y ambición  
    Detrás del foco de la estrella se esconde un trabajo imparable de quince años, desde los catorce, para llegar a ser el mejor futbolista del mundo. Tras las bambalinas de las dos Champions, de los tres Balones de Oro, de las Botas del mismo metal y de los Pichichis hay un hombre que se dedicó desde niño, en su barrio de Funchal, a intentar ser el mejor futbolista de Portugal.

Cuando tenía doce años ya quería ser Figo. Llegó a jugar con él esa Eurocopa del 2004 que su selección dejó escapar en su país. Inolvidables las lágrimas del joven Ronaldo, con 19 años, al perder la final en Lisboa frente a Grecia. En casa siempre escuchó hablar de Eusebio, Torres, Coluna. Quería ser uno de ellos. Y lo es. Incluso los ha superado. Es el mejor futbolista del mundo. Es la historia de una superación constante.

«Quiere ser el mejor jugador de todos los tiempos», afirma su apoderado, Jorge Mendes. «Para mí es el mejor futbolista de la historia. Nadie dedica las veinticuatro horas de cada día de su vida a prepararse para ser el número uno», dice el representante que se hizo con sus derechos cuando solo tenía 16 años. Le vio jugar y supo que ahí existía un diamante.

«Su secreto es que siendo el mejor del mundo podría rebajar esa presión en su trabajo y nunca lo hace. Se entrena tanto o más que nadie. Lo tiene todo y eso no le hace relajarse. Sigue trabajando como si no hubiera obtenido nada. Eso le hace único», indica el hombre que siempre está en contacto con él junto a Manuela Brandao, Santos y otros ayudantes.

Ancelotti desvela un secreto que Mendes vio hace muchos años. «El secreto de Cristiano es que compite consigo mismo, se reta». Un compañero del plantel define perfectamente ese ansia de ser el número uno. «Él mismo es su mayor enemigo porque se insulta y se critica cuando falla, como si tuviera dos personalidades en una». Es su autoengaño para querer ser el mejor cada día. No puede parar. El día que se aburguese, se acabó. «Pero nunca se aburguesará, jugará así hasta que las piernas le digan basta», señala otro futbolista.

«Se retirará a los 38 años, ya verá, solo piensa en fútbol», dice otro jugador del equipo, corroborando el pronóstico de Mendes. Su clave es que hoy trabaja como cuando era un chaval. Expliquemos cómo forjó esta dura andadura hasta la gloria.

A los quince años, Cristiano vivió un momento trágico, decisivo para el futuro de su vida. Y de su carrera. Ya pertenecía al Sporting de Lisboa, que en realidad se denomina Sporting Clube de Portugal. Había realizado una prueba y le habían fichado, claro. Su valentía, su velocidad, su carácter y su agresividad en ataque fueron virtudes admiradas por los ojeadores del equipo de la capital. Todo se podía acabar cuando se le detectó un problema de corazón que pudo retirarle del fútbol. El Sporting informó a su madre, Dolores dos Santos, de su dolencia cardíaca. Necesitaban su permiso para operarle y ver si el problema tenía solución o había que colgar las botas a los 16 añitos.

Doña Dolores, la persona que ha estado siempre a su lado hasta llegar a ser el número uno, dio permiso para la intervención quirúrgica. Se le operó con láser. Todo salió bien. Ya no había lesión. Podía continuar su sueño de ser futbolista. Pocos días después exigía entrenarse de nuevo. Volvía a empezar, con mayor ilusión.

Jorge Mendes comenzó entonces a ser su apoderado. Y Cristiano debutó en la Primera división portuguesa, con el Sporting, a los 17 años. Había nacido una estrella. En su segundo partido ya marcó dos goles. Toda Portugal sintió que tenían otro ídolo de futuro. «Pero de estrella no tenía nada», asegura Mendes. «Sabía que tenía que trabajar mucho para triunfar».

Luis Figo, su ídolo de la niñez, le definió perfectamente. Le vio ejercitarse en el Sporting de Lisboa y tuvo claro su porvenir. «Ese chico será un grande». No lo decía por su calidad como delantero. Lo calibró al verle entrenarse por las tardes, en solitario, en el gimnasio. Después de las sesiones con toda la plantilla, este chaval de 16 años, fibroso, enjuto, delgado, todo nervio, seguía preparándose con pesas y con ejercicios para mejorar sus músculos, su velocidad y su disparo de faltas.

«Ese es su secreto, hoy sigue trabajando igual», indica Coentrao, su amigo, el hombre con el que va y viene en coche a los entrenamientos del Real Madrid. Pepe, su otro amigo portugués, le emula en ese trabajo stajanovista. «Cristiano es el mejor del mundo, solo piensa en entrenarse para serlo».

Hoy continúa haciendo lo mismo que cuando tenía esos 16 años que marcaron su futuro. Con aquella edad, jugando en el Sporting, vino a verle Gerrard Houllier, en nombre del Liverpool. «No le fichó porque le observó muy joven», dicen sus allegados. «Gran error», añaden. «Llegó Alex Ferguson y a él no se le escapó», comentan con picardía sus amigos. Fichó por el Manchester United y pasó de ganar 1.500 euros a 150.000 en un día. Pero no se le subió el dinero a la cabeza. Al revés. No pensaba en el dinero. Sí pensaba en solucionar su vida para su madre, Dolores, que había sufrido tanto. Quería ser el mejor para olvidar todas las penalidades de su vida.

Hay que hablar claro. Su papá, Dennis Aveiro, era alcohólico. Fue siempre un capítulo duro en la vida de Ronaldo. Una tristeza que alcanzó su punto más trágico el 7 de septiembre de 2005, cuando su padre murió por una crisis renal a causa del alcohol. Cristiano estaba concentrado con Portugal y se reunió con su seleccionador para decirle que deseaba jugar el partido frente a Rusia, valedero para la clasificación del Mundial de Alemania 2006. Posteriormente, Álex Ferguson, su entrenador en el Manchester United, sí le permitió volar a Funchal para acudir al entierro y se perdió nada menos que el derbi contra el City.

La vida ha sido ruda para Cristiano, nacido en una familia humilde de Madeira. No solo su padre era una preocupación eterna. Su hermano mayor, Hugo, cayó en las drogas. El futbolista ha rescatado en numerosas ocasiones a Hugo de este problema. Ha pagado mucho dinero en grandes centros de rehabilitación para que su hermano mayor saliera de esa tragedia. Lo consiguió. Hugo se perdió luego en el alcohol. Y ahí estuvo Ronaldo para ayudarle. Contemos un secreto. Una apuesta. Antes de la final de la Champions ganada frente al Atlético, Ronaldo consiguió que Hugo se apostara que si el Madrid era campeón, dejaría el alcohol. El conjunto blanco triunfó. Cristiano regaló su camiseta de campeón a su hermano. Todo, para sacarle de esa segunda lacra.

Volvamos al relato de esta carrera repleta de vicisitudes, deportivas y familiares. CR7 firmó por el Manchester United en 2003 y comenzó esta proyección que le ha catapultado hasta el Real Madrid, donde ha alcanzado la cumbre. Florentino Pérez ensalza esa clave del éxito de Cristiano: «Lo ha conseguido todo y no piensa más que en continuar siendo el mejor. Solo se dedica a ello. Es lo único que tiene en la cabeza», subraya el presidente del Real Madrid.

Hablamos de su juventud y de su madurez porque sigue trabajando igual. «Se levanta con su hijo y suelen desayunar juntos», explican las personas que conviven habitualmente con el Balón de Oro. «El chaval se va al colegio y Cristiano viene a Valdebebas. Aquí se entrena con la plantilla, pero siempre realiza ejercicios concretos para mantener y mejorar su musculatura». Es un futbolista todo potencia, un atleta, y debe consolidar esa explosividad con un trabajando específico diario.

Su hijo, Cristiano Ronaldo júnior, es su debilidad. «Se echan una siesta juntos siempre que pueden. Luego, mientras el chaval hace los deberes, Cristiano dedica una o dos horas, siempre que puede, a hacer natación, para tonificar sus músculos de otra manera». Mendes siempre destaca este trabajo físico extra.

Ancelotti se ha encontrado con un jugador que supera todo lo que ha vivido durante décadas de fútbol: «Es admirable su dedicación. Se cuida en todo momento, se entrena para tener a punto su musculatura. Se dedica a estar siempre al cien por cien».

No tiene diversiones ajenas al fútbol que distraigan su concentración en ser el número uno. «Lo que quiere es ser el mejor de la historia. Y desea jugar muchos más años para serlo». El propio Cristiano manifiesta esas sensaciones: «Tengo 29 años, pero me siento como si tuviera 25».

Detrás de las fotos hay un trabajo extremo que el gran público no ve. Las revistas del corazón hablan de sus coches y de sus relojes. Se fijan en lo superficial. Su secreto es un trabajo denodado por mantenerse en la cumbre.


Valorar




Publicado el viernes, 26 de septiembre de 2014 en El Jugador - 19080 visitas

Con su promedio de 1,04 tantos, cogería al 7, máximo goleador con 323, dentro de 55 partidos

Cristiano Ronaldo se ha dispuesto pulverizar todos los récords goleadores de la historia del Real Madrid y cada partido que pasa está más cerca de lograrlo. El portugués suma 265 goles tras 254 partidos oficiales, siendo el único jugador de la historia que promedia más de un gol por encuentro tras superar los 200 partidos.

 Cristiano Ronaldo, suma 265 goles y está a solo 58 dianas de dar caza a Raúl Hasta la irrupción de Cristiano, Puskas era el que mejor media tenía (0,92) gracias a los 242 goles que logró en los 262 duelos que jugó de blanco.

Cristiano promedia 1,04 tantos por partido y ya es, sin duda alguna, uno de los mejores goleadores de la historia del club. Pero CR7 no se conforma con ser uno de los mejores y tener la media más alta. El portugués quiere ser el máximo goleador de la historia del Real Madrid y está más cerca de lograrlo de lo que parece.

Ronaldo suma 265 goles y está a solo 58 dianas de dar caza a Raúl, el hombre que más goles ha celebrado con la camiseta del Real Madrid. El ex-jugador del equipo blanco lo logró tras disputar 741 encuentros, cifra que pone todavía más de manifiesto la brutal eficacia de Cristiano, que si mantiene esta media de 1,04 goles por partido, igualaría los 323 tantos de Raúl dentro de 55 partidos. Así que, gol arriba gol abajo, lo que parece seguro es que Cristiano, salvo lesión, se convertirá la próxima temporada en el máximo goleador de la historia del Real Madrid. Si mantiene su actual promedio, firmaría los 324 tantos que le encumbraría al número 1 con 310 partidos, 431 menos de los que necesitó Raúl.

Durante la última edición del trofeo Bernabéu, que sirvió para homenajear a Raúl, el mítico delantero ya vaticinó que Cristiano batiría todos los récords goleadores de la historia del Real Madrid y que el dorsal 7 no podía estar en mejores manos que en las de Ronaldo.


Valorar

Via | marca.com
Tags : récords | historia | goleadores | Real Madrid | Raúl



Publicado el martes, 19 de noviembre de 2013 en El Jugador - 20838 visitas

Tres goles del madridista ante Suecia clasifican a la selección de Paulo Bento. Cristiano le ganó el grandioso pulso a Ibrahimovic, que hizo los dos goles de su equipo.

Cristiano logró el billete para Brasil a ritmo de Balón de Oro. El crack portugués realizó ayer en Solna una segunda parte antológica y que pasará a los anales de la historia. El crack portugués dio el pase a Portugal con un hat-trick en 29 minutos y situó su marca personal de goles en un año natural en 66. Ibrahimovic mostró su cara y su cruz. A pesar de estar ausente casi todo el partido, hizo dos goles.

Cristiano Ronaldo, saca visa al Mundial al clasificar marcando un hat-trick para Portugal
   Portugal y Suecia demostraron anoche el porqué han tenido que disputar la repesca para el Mundial. Los portugueses porque tienen buenos jugadores y una excelencia, como Cristiano, pero no terminan de explotar todo su potencial futbolístico. Y Suecia porque tiene a Ibrahimovic (cuando le apetece jugar) y poco más.

El partido tuvo dos partes muy diferenciadas. Y al contrario de lo que se podía esperar, el partido comenzó de la forma y con el ritmo que quiso Portugal. Los hombres de Paulo Bento establecieron un partido a muy bajas revoluciones y tratando de buscar la seguridad en sus pases, aún a riesgo de dormir a todos los presentes en el Friends Arena. Pero el gol de Lisboa les otorgaba ese crédito. Y al final y al cabo, como dice Alfredo Di Stéfano: “Las finales no se juegan, se ganan”. Pues eso es lo que buscaba Portugal, el pragmatismo por encima de la estética. Y para colmo, enfrente se encontró a una Suecia que no sabe ir a por los partidos. Si no le atacan, se siente incómoda y fuera de su hábitat. No obstante, a medida que pasaron los minutos, el ritmo fue aumentando poco a poco y así llegaron las primeras ocasiones de Portugal. Una de Bruno Alves, tras un saque de falta, y otra de Hugo Almeida, que inexplicablemente cabeceó fuera un centro de Cristiano a un metro de la portería. Previamente, el crack madridista había tenido su propia ocasión, pero remató alto dentro del área ante la oposición de Lustig.

¿E Ibrahimovic? Pues en el primer tiempo apenas hubo noticias de él, exceptuando un remate alto en el minuto 44. La segunda parte fue un duelo personal entre Cristiano y Zlatan. Golpeó primero el crack portugués en el minuto 51 al aprovechar un gran pase en profundidad de Moutinho. La reacción de Ibrahimovic fue contundente: dos goles en cuatro minutos y la remontada estaba a punto de concretarse. Pero volvió a aparecer Cristiano y eso fueron palabras mayores. El capitán portugués marcó por partida doble y lograr un hat-trick con el que igualó el récord de 47 goles de Pauleta y logró el billete para Brasil por la puerta grande. Por cierto, desde que habló Blatter en Oxford, lleva 13 goles en seis partidos.


Valorar




Publicado el viernes, 08 de noviembre de 2013 en El Jugador - 13546 visitas

El centrocampista croata no teme a la Juventus: "No tenemos miedo a la Juve. Es un gran equipo y lo respetamos, pero no tenemos miedo".

El centrocampista del Real Madrid Luka Modric concedió una entrevista a `Bwin´ que recoge la web del club blanco, en la que analiza la actualidad de su equipo y el encuentro de mañana entre el conjunto español y la Juventus de Turín. "No tenemos miedo a la Juventus. Es un gran equipo y lo respetamos, pero no tenemos miedo. Tiene una gran plantilla, con grandes jugadores, y cuando juegas un partido así de grande quieres que los mejores futbolistas del otro equipo jueguen contra ti”, dijo sobre su rival de mañana.

Luka Modric: La Juventus es un gran equipo y lo respetamos, pero no tenemos miedo
   Sobre qué futbolistas admira de la historia del Real Madrid, el croata se queda con Puskas, Di Stefano, Raúl, Zidane o Cristiano Ronaldo: "Hay tantos grandes jugadores que han militado en el Real Madrid… Miras atrás y encuentras a Di Stéfano, Puskas. Más recientemente Raúl y Zidane, que es uno de nuestros entrenadores. Cristiano, que es el pasado, presente y futuro de este equipo. Ellos son los jugadores que más admiro, pero mi ídolo de pequeño era Zvonimir Boban. Jugó más de 10 años en el Milan y es uno de los mejores jugadores en la historia de Croacia”.

También fue preguntado por el momento más especial de su carrera, entre los que nombra su gol en Old Trafford en la Liga de Campeones de la temporada pasada: "Hay varios: mi debut con la selección de Croacia contra Argentina, mi fichaje por el Real Madrid y mi gol en Old Trafford… A pesar de todo espero que el mejor momento de mi carrera esté aún por llegar”.


Valorar

Via | futbol.as.com
Tags : Luka Modric | Bwin | Juventus | miedo | historia



Publicado el jueves, 19 de septiembre de 2013 en El Jugador - 17851 visitas

Con 204 partidos el jugador portugués lleva 206 goles por 205 del húngaro. Además superó al barcelonista Leo Messi como máximo goleador fuera de casa en Champions.

Cristiano Ronaldo se convirtió en Estambul en el máximo goleador de la historia del Madrid tomando como baremo los primeros 204 partidos con la camiseta blanca. El portugués alcanzó el martes los 206 goles y superó a Puskas, quien con esa cifra de encuentros había logrado 205. El húngaro se retiró a los 39 años marcando en el Madrid 242 goles en 261 partidos (0, 92). Di Stéfano, por su parte, a estas alturas había marcado 176 goles, en tanto que Hugo Sánchez ocupa la cuarta posición del ránking con 164. Lejos ya de ese cuarteto se sitúan Raúl (90), Santillana (85) y Butragueño (62).


 Cristiano Ronaldo, se convirtió en Estambul en el máximo goleador de la historia del Madrid El delantero portugués reconoció tras el encuentro del martes ante el Galatasaray que "no podía haber celebrado de mejor forma la renovación". Y a pesar de que aseguró que "no le preocupa la cifra de goles, sino que lo más importante son los títulos", el crack madridista logró en el nuevo Ali Sami Yen el segundo hat-trick de su carrera en la Champions (es el primer madridista que hace dos tripletes en Europa a domicilio) y se alzó a la primera posición en el ránking de goleadores a domicilio de la Copa de Europa desbancando a Messi. Con los tres tantos que el portugués le marcó al Galatasaray, suma 28, por 26 del azulgrana, que ha quedado relegado así a la segunda plaza. El tercer puesto es para el holandés Van Nistelrooy, con 24.

Cristiano también tiene ante sí el reto de batir el récord de goles en una misma temporada en la Champions. En estos momentos, ese honor lo tienen Altafini, Van Nistelrooy y Messi, con 14 goles cada uno de ellos. La temporada pasada el crack madrisista ya tuvo esa posibilidad a tiro, pero se quedó a dos goles de alcanzar dicho objetivo. El delantero portugués se proclamó máximo goleador de la Champions League 2012-13 con 12 tantos y marcó en 9 de los 12 encuentros disputados.


Valorar

Via | futbol.as.com
Tags : goleador | Estambul | historia | Puskas | 204 partidos

Noticias anteriores...


9/8/2012  Neymar: Cristiano es un ídolo, le sigo desde que empecé en el fútbol

21/5/2012  Si Cristiano sigue en ritmo goleador podría escalar hasta lo más alto del ranking de anotadores históricos

14/2/2012  Cristiano Ronaldo: se gana la idolatría de la afición con goles y sacrificio

24/10/2011  Cristiano Ronaldo y Gonzalo Higuaín, la fórmula demoledora del gol en el Real Madrid

30/8/2011  Cristiano Ronaldo: A punta de goles tiene un exclusivo lugar en la historia del Real Madrid

23/5/2011  Cristiano Ronaldo, Es el jugador más anotador de la historia en una sola Liga

15/5/2011  Cristiano, ya está en la historia del Madrid, junto a Hugo Sánchez y Zarra

17/4/2011  Cristiano, pudo celebrar su primer gol con el Madrid en un clásico

8/1/2011  Cristiano Ronaldo, hoy por hoy supera a Messi y en un futuro será el mejor de la historia, según Jorge Mendes

20/10/2010  Cristiano Ronaldo, parece que encontró la veta del gol se perfila a romper récords

28/7/2010  Cristiano Ronaldo, ahora la gran responsabilidad de llevar a cuestas un histórico en el madrid el # 7

23/5/2010  El Storytelling inunda la publicidad, con un nuevo ejemplo, -Write the future-.

9/5/2010  Cristiano dispuesto a hacer historia en el Real Madrid, quiere igualar a Di Stefano

18/12/2009  El libro de la biografia de Cristiano Ronaldo

1/12/2009  Lionel Messi, barrió con todo en la puntuación del Balón de oro

22/6/2009  Fiche por el Real Madrid para ser el mejor de la historia del Futbol






Sigue a CR7 en Twitter!!










» Categorias


Últimas fotos


Últimos videos



» De que hablamos










© Spider Project 2009 | Todos los derechos reservados.
Sitio NO oficial de Cristiano Ronaldo, jugador del Real Madrid.

Valid XHTML 1.0 Transitional Valid XHTML 1.0 Transitional